Incrementamos peso en cíclicas comprando empresas mineras de cobre y oro. 

Reducimos exposición en Banca

El sector bancario ha ocupado este último año y medio el mayor peso dentro de nuestro portfolio, siendo el mayor contribuyente en performance en A CAPITAL RV SICAV. Tras el BREXIT, decidimos ampliar nuestra posición con determinación, debido a la fuerte irracionalidad del mercado, donde pudimos invertir en banca española a 0’6x su valor contable y apostamos fuertemente por el sector, a excepción de Banco Popular, Liberbank y Bankinter, que no pasaron nuestros filtros de inversión.

Creemos que la banca todavía tiene potencial, debido a un nuevo entorno inflacionario en los tipos de interés a largo plazo, pero sin ser la ganga a la que pudimos invertir a medianos del año pasado. Debido a los riesgos que subyacen sobre el riesgo político en España, hemos decidido liquidar parte de nuestra exposición en el sector, vendiendo Caixabank, el cual consideramos más caro, Bankia, el más débil, y el 50% del ETF Stoxx Europe 600 Banks. Concentrando nuestra exposición en Banca en Banc Sabadell, Banco Santander y BBVA, los bancos con mayor potencial.

Incrementamos exposición en mineras de Cobre y Oro

Siguiendo nuestro principal tema de inversión (la normalización de la política monetaria, como consecuencia del efecto colateral de las QE), hemos aprovechado las recientes subidas para comenzar a reordenar los activos que componen nuestra cartera; buscando entre las compañías de recursos básicos, aquellas que presentan una mejor oportunidad. El cobre, que lleva tres trimestres consecutivos subiendo fuertemente y el Oro, que ha roto una resistencia que frenaba su cotización los últimos 5 años, son los primeros sectores que despiertan nuestro interés.

Compramos un 5% de nuestra cartera en empresas del sector, del cual un 4% en empresas vinculadas al cobre y el restante 1% en el ETF GDX, que recoge las principales empresas mineras de Oro.

Creemos que la demanda de cobre se verá incrementada en los próximos trimestres, sobretodo por parte de Asia, donde las reservas de cobre se han reducido sustancialmente. El repunte en la demanda y las menores reservas favorecerá a las empresas mineras que han saneado su balances y han desinvertido en activos no estratégicos tras la crisis de las materias primas de 2015 y principios de 2016.

Después de realizar un research donde hemos teniendo en cuenta los costes de extracción, reservas, endeudamiento, rentabilidad de negocio y evolución de la cuenta de resultados, hemos comprado el 1% de nuestra cartera en estas cuatro mineras:

Southern Copper: Cuarto productor mundial y la mejor empresa del sector, con los costes de extracción más reducidos por debajo de los 2000$/TM y las mayores reservas, dada la calidad del negocio, creemos que es buena opción cotizando a múltiplos algo más altos.

Freeport-McMoran: Segundo productor mundial, creemos que es la que tiene mayor potencial de revalorización, aunque también la que mayores riesgos de entre las seleccionadas, por tener un nivel de deuda algo más elevado.

Antofagasta: Centrado su negocio en minas en Chile, es la que tiene un balance más sólido del sector y bien gestionada por su equipo directivo.

Rio tinto: Es una minera global, no solo de cobre, con ventajas competitivas respecto a mineras globales como Glencore, BHP Billiton o Anglo American.

BlackBird Reseach

A CAPITAL RV SICAV

Zona Premium

Próximos eventos de análisis

Regístrate Gratis

Breaking The News, Webcasting de análisis en directo!

Quien está en línea

Hay 100 invitados y 3 miembros en línea